Por Stella Álvarez

En un interesante foro virtual que realizamos el pasado 2 de octubre, nuestros invitados: Rodrigo Machado de Brasil, Daniela Sartori también de Brasil y Maria José Andrade de Uruguay, investigadores expertos en veterinaria y biología nos compartieron sus conocimientos sobre los problemas derivados de la manera como actualmente se realiza la crianza industrial de los animales para el consumo humano y los riesgos para la salud de los consumidores.

Según los expertos invitados, esta crianza industrializada rompe casi por completo con los procesos de crecimiento y desarrollo naturales, que son reemplazados por otros artificiales. Se acortan los tiempos de levante y se somete a los animales a unas condiciones de vida miserables sólo con el objetivo de satisfacer no la necesidad de alimentación humana como nos lo han hecho creer, sino el apetito de la ganancia voraz.

De esta manera de criar animales, los seres humanos no estamos saliendo bien librados; los expertos insistieron en las posibilidades de nuevas pandemias de origen animal como la que estamos atravesando con la covid 19. Además, plantearon los peligros de consumir carnes, leche y huevos cargados de antibióticos, hormonas y fármacos cuyos efectos en la salud humana no se están investigando.

Otras facetas del sufrimiento de los animales son por ejemplo el estrés que padecen las gallinas a las que no se les permite dormir, o que llegan  a lesionarse mutuamente por la falta de espacio y aire libre; también son estresadas las vacas cuando se les obliga a romper el vínculo con sus crías porque su leche es priorizada para el consumo humano.

Los expertos también plantearon alternativas. Podemos decidir en primer lugar no consumir o disminuir drásticamente el consumo de carne y leche, así decrecerá la presión sobre la producción. Igualmente es necesario transitar hacia una crianza agroecológica en la que se recuperen condiciones naturales de crecimiento y desarrollo. Estas incluyen cambios en los actuales regímenes alimentarios para poner freno a la deforestación producida por los monocultivos dedicados a la alimentación animal. Además se requiere priorizar la prevención de enfermedades y el uso de terapeúticas que reemplacen las actuales basadas en fármacos sintéticos que constituyen riesgo para el animal y para los seres humanos.

En este proceso de grandes cambios los campesinos y los pequeños agricultores serán actores claves. También lo seremos los consumidores cuya voz tendremos que hacer escuchar.

Te invitamos a que veas el video del foro y nos dejes tus comentarios haciendo click aquí.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.